BODYBEG> alng= afil=/home3/revisio8/public_html/es/pan/masgob.php
alng is EMPTY BODYBEG>get_lng: alng=es afil=/home3/revisio8/public_html/es/pan/masgob.php

CTR errores, alabanza, elogio, encomio... CTR
Colectivo
Tropical de
Revisionismo
© 2004-2014
Vistas Revisionistas
aventuras en rechazo del embrutecimiento
español deutsch
english français
Articulos recientes
Revisionismo
'Holocausto'
Hipocresia
Guerras/Agresiones
Democracia
Represión/Censura
Burocracia
Corrupción
Descerebración/
  embrutecimiento

Migración
Pobreza/Hambre
Europa
Panamá
¡Más gobierno!
    Auschwitz: preguntas
Costa Rica

Bibliografía/Descargas

Buscar en este sitio

Los hombres políticos, la partidocracia, el estado benefactor, no aportan soluciones, sino son parte del problema ...

No hay nada que esperar de ellos, sino que se metan lo menos posible.


versión modificada del artículo publicado en LA PRENSA, sábado, 23 de octubre 2004

¡Más gobierno!
Endechas lastimeras en las selvas post-mireyistas
Axel Kappatsch, CTR
Desde hace meses en Panamá no hay ni una sola publicación en que no abunden artículos/opiniones rivalizando en altísimas expectativas en cuanto al gobierno nuevo. Todos esos ruegos desgarradores, esperanzas casi-religiosas y llamamientos solemnes a un futuro mejor me pusieron muy triste.

Leyéndoles, se cree que el destino de cada panameño depende de una puñada de ministros o de un solo hombre. Me recordaron más el cambio de monarca o de Papa en el medioevo o de dirigente de Comité Central en tiempos del comunismo - cuando los ciudadanos, postrados, suplicaron otorgarles beneficios - que el cambio de servidores públicos en una sociedad libre de hombres responsables.

¡Que tan lejos de la actitud de nuestros bisabuelos, que esperaban nada o poco de su gobierno, pero todo de su propia iniciativa, de su propio trabajo!

Pobreza
El ruego más común que se levanta al cielo en estos tiempos es que el nuevo Presidente elimine la pobreza. La idea misma que el gobierno determine el nivel de riqueza de sus ciudadanos es tan absurda como augurio de fracaso. Si un gobierno puede despilfarrar riquezas, nunca las crea. Puede poner o levantar obstáculos a las empresas o ciudadanos, únicos generadores de riqueza, eso sí.

Por lo tanto, la única manera por el gobierno de reducir la pobreza de ciudadanos es la redistribución: sacar plata a unos para darles a otros - procedimiento que se practica desde hace décadas sin resultado palpable. La pobreza sigue a pesar (¿o a causa?) de la redistribución gigantesca a nivel nacional como internacional. La transferencia de riquezas desmotiva tanto al donador como al receptor, el efecto neto siendo la disminución de riquezas del país.

Desempleo
Lo mismo vale para el ruego que el gobierno reduzca el desempleo. Cuando un gobierno se mete en empleos, suele tener dos ideas tremendas: regular el mercado laboral y abultar la planilla estatal - ambas medidas acelerando a largo plazo el hundimiento económico con el incremento consecuente del desempleo.

En Francia, por ejemplo, se puede estudiar como ni los empleos artificiales, ni las trabas laborales (semana a 35 horas, interdicción de despidos,...), ni siquiera una altísima plantilla estatal garantizan la reducción del desempleo. Al contrario, Francia tiene una de las tasas de desempleo las mas altas de la UE (~10%).

Educación
Otra súplica que se lee regularmente es que el gobierno eduque mejor a nuestros hijos. Aunque el Estado tenga un papel en la educación, se olvida fácilmente que los primeros responsables somos los padres.

La educación tiene dos partes: transmisión de conocimientos y transmisión de valores. La primera no funciona tan mal en Panamá, la segunda puede tildarse de casi ausente, a juzgar de la delincuencia, corrupción, basura - por solo mencionar tres áreas. Como la transmisión de valores es principalmente del dominio de los padres, los llamamientos al estado se estan equivocando otra vez de dirección ...

Reivindicaciones equivocadas
Lo más triste de estas reivindicaciones es que - tal borracho en trastienda - estan buscando la salida del lado opuesto: No se requiere más gobierno, sino más responsabilidad e iniciativa personal, reducción de trabas administrativas, impuestos e injerencia estatal, y por lo tanto, menos gobierno.

El Estado burocrático no es la solución, sino parte del problema. La partidocracia y sus representantes han demostrado hasta la saciedad que no sólo son incapaces de resolver problemas fundamentales, sino que les están incrementando hasta generando.

No hay nada que esperar de ellos, sino que se metan lo menos posible.


© Colectivo Tropical de Revisionismo, Centroamérica
última actualización: 30-Mar-13 (12:43)